Desde el 1 de junio, las compañías aéreas pertenecientes a la IATA, sustituyen completamente todos los billetes de avión en papel por el billete electrónico o “e-ticket”.

Con esta medida, además de agilizar todos los procesos en la compra de billetes de avión, se estima que las compañías aéreas se ahorrarán unos 2.000 millones de euros, sin contar con los beneficios para el medio ambiente que ello supone, ya que la medida supondrá que dejarán de talarse unos 50.000 árboles al año.

Desde luego, se trata de una muy buena noticia para quienes compren un billete de avión, ya que, además de favorecer la compra de billetes por Internet, con lo que ello supone de ahorro para el consumidor, evitará molestos desplazamientos a la agencia de viajes para la recogida de billetes, así como tiempos de espera en la obtención de los billetes de avión, sin hablar de las consecuencias de eventuales pérdidas por descuido de los billetes de avión.

No obstante, a pesar de los beneficios innegables de esta medida, la misma no está exenta de polémica entre quienes no están acostumbrados al nuevo formato del billete electrónico.

Ciertamente, se van a escuchar quejas y protestas al respecto por quienes no están familiarizados con la utilización de este sistema, ya que siempre parece más seguro el tener tu título de transporte siempre en la mano, ya que te da la sensación de que el vuelo ya es tuyo y no lo vas a perder.

Sin embargo, conviene recordar, como hacemos en nuestras recomendaciones de viaje, en la sección dedicada a la facturación del equipaje, que el hecho de haber comprado un billete de avión no significa que ya tengas reservado frente a todos y frente a todo tu plaza en el vuelo correspondiente, ya que ello no se consigue hasta que hayas facturado, facturación que te libra definitivamente de padecer el temido “overbooking”.

Efectivamente, tengamos el billete electrónico o el billete en papel, ello sólo sirve como prueba de la existencia de una relación contractual entre nosotros y la compañía aérea correspondiente en virtud de la cual, simplemente, la compañía aérea, en la práctica, sólo se compromete a buscarnos una plaza en el vuelo contratado y, en caso de “overbooking”, con el compromiso de una serie de indemnizaciones a que tenemos derecho como pasajeros. Sin embargo, sólo seremos verdaderos pasajeros del vuelo una vez que hayamos facturado.

Por ello, el hecho de que compremos nuestro billete en formato de papel o en formato electrónico, no trae ninguna consecuencia al respecto, pero sí que trae algunas consecuencias innegables como las ya apuntadas, ya que no tendremos que estar pendientes de los billetes de papel cuando vayamos al aeropuerto (basta con presentar el DNI en el mostrador de facturación, no siendo ni tan siquiera necesario recordar el código de reserva), no tendremos que ir a una agencia de viajes a recogerlos, no tendremos que estar pendiente de su envío por mensajería, …, y, además, le estaremos haciendo un favor al medio ambiente con esta medida.

Sin embargo, en realidad, esta medida no tiene nada de nuevo, ya que desde hace varios años, las principales compañías aéreas vienen utilizando este sistema del e-ticket. Ahora, no obstante, se generaliza esta medida y casi el 94% de las compañías aéreas lo utilizarán de forma obligatoria.

Si nunca has utilizado el sistema del billete electrónico, no has de asustarte, ya que bastará con que te guardes el resguardo o recibo de la compra del billete para posibles reclamaciones contractuales posteriores, pero sólo necesitarás tu DNI o pasaporte a la hora de facturar en el aeropuerto. Nada más.

Por lo demás, en nuestro país no creemos que se vaya a levantar especial revuelo ni polémica por la medida, ya que hemos de recordar que España es el segundo país, tras EE.UU., en implantación del billete electrónico, lo que nos pone a la cabeza de la innovación en este tipo de billetes. Muestra de ello es que, en la mayoría de nuestros aeropuertos, las grandes compañías ya cuentan con mostradores de facturación electrónicos para quienes compraron su e-ticket.

Además, recuerda que en MasCupon puedes encontrar las mejores ofertas y descuentos en viajes y estadía.